Nuestros Santos Patronos

Vidas ejemplares de Nuestros Patronos, intercesores ante el Altísimo.

Veneración a San Isidro

Veneración a San Isidro

San Isidro, cristiano de vida ejemplar

Nace en Madrid hacia el año 1082.

Su vida fue la de un cristiano mozárabe, un hombre sencillo y humilde, un asalariado, un pocero y labrador, un padre de familia que compatibilizó su vida de fe en oración permanente, con un gran amor a la Eucaristía y a la Virgen María, con el trabajo como medio de santificación y la caridad, amor y servicio a los más necesitados y al prójimo en general.

San Isidro muere el 30 de Noviembre de 1172. Cuarenta años después, en 1212, fue descubierto su cuerpo incorrupto, que aún se conserva de forma milagrosa. San Isidro fue beatificado por Paulo V en 1619 y canonizado por Gregorio XV en 1622. La Bula de canonización "Rationi Congruir" de Benedicto XIII es de 1724.

Juan XXIII en 1960, extendió el patronazgo de San Isidro a los agricultores y campesinos españoles por Bula "Agri Culturam".  

San Isidro, venerado junto a Santa María de la Cabeza

El Sagrado cuerpo incorrupto de San Isidro y las reliquias de su esposa Santa María de la Cabeza, se conservan y veneran en el retablo del Altar Mayor de la Real Colegiata de san Isidro de Madrid (calle Toledo, 37).

 

Imprimir Correo electrónico